Denver Rindió Homenaje Póstumo en Memoria de Fernando Chavarría

El Centro Educativo Denver realizó el pasado viernes 15 de Abril de 2011, en el Gimnasio Nacional “José Adolfo Pineda”, un homenaje póstumo en memoria de Fernando “el Gigante” Chavarría, quien fue seleccionado Nacional y un destacado atleta Salvadoreño, antes de su muerte en un accidente de transito en 1996.

Para dicha actividad, don Mario Aguilar, propietario de Denver, organizó un encuentro entre los mejores jugadores que el baloncesto Salvadoreño ha visto nacer, dividido en dos escuadras, el Denver Azul y el Denver Rojo. Conformaron el “Dream Team”: Alex Funes, Arturo González Mata, Ernesto Rodríguez, Jorge Escamilla, Marden De León, Carlos Vigil, Edgar Serpas, Fabio Hércules, Vladimir Aguilar, Marco Rivera, José Eusebio Oliva, Ernesto Martínez, Edgar González, Guillermo Rivas, Manuel Benítez y Jaime Köng.

Acto seguido, se procedió a hacer entrega de un reconocimiento especial a don Pedro Chavarría, padre de Fernando. Así mismo don Mario Aguilar, Director General del Denver, homenajeó a los atletas participantes en el acto. Como punto final al evento Marco Rivera hizo entrega de una placa a don Mario Aguilar en reconocimiento por su entrega y apoyo al baloncesto. Bodega Radio, a través de Jaime Köng Álvarez, quien también fuera homenajeado por Denver, hizo entrega de una placa a don Mario Aguilar en reconocimiento por su esfuerzo incansable en la dirección y apoyo al baloncesto salvadoreño y regional.

Finalmente don Mario Aguilar de Denver, expresó en el Diario de Hoy, que lo acontecido en ese evento era hacer justicia con los que se entregan por la patria dando gloria y prestigio, así como Fernando Chavarría lo hiciera.

Vladimir Aguilar, Jaime Köng, Marco Rivera, Ernesto Rodriguez y Carlos Vigil comparten un momento antes del evento.

 

                                                  s equipos de Denver posan antes del juego.

 

Don Mario Aguilar posa junto a los jugadores de ambos equipos.

 

Los invitados especiales, Marco Rivera y Jaime Köng comparten antes de enfrentarse en la duela del Gimnasio Nacional Adolfo Pineda.

 

                                      Arturo Gonzalez Mata recibe su homenaje.

 

                                                  Alex Funes recibe su homenaje.

 

                                     Ernesto Rodríguez recibe su homenaje.

 

                                                    Edgar Serpas recibe su homenaje.

 

                                               Carlos Vigil recibe su homenaje.

 

Don Pedro Chavarría, padre de Fernando Chavarría, recibe el uniforme y homenaje de su hijo a quien fuera dedicado el evento.

 

                                         Vladimir Aguilar recibe su homenaje.

 

                                                Fabio Hércules recibe su homenaje.

 

                                                    Jorge Escamilla recibe su homenaje.

 

                                             Marden De León recibe homenaje de manos de Alex Funes.

 

Los jugadores de Denver azul y el Campeón de Honduras ICEVIC se alinean para recibir con aplausos a don Mario Aguilar.

 

Los jugadores de Denver Rojo y el actual equipo Denver reciben a don Mario Aguilar para su homenaje.

 

Los Capitanes de los equipos Denver Azul, Denver Rojo e ICEVIC de Honduras presentan a don Mario Aguilar.

 

Marco Rivera entrega homenaje a don Mario Aguilar por su apoyo al baloncesto salvadoreño.

 

Bodega Radio a través de Jaime Köng entrega homenaje a don Mario Aguilar del Centro Educativo Denver por su destacada trayectoria y esfuerzo incansable en la dirección y apoyo del baloncesto salvadoreño y regional.

 

Jaime Köng Alvarez posa junto a don Mario Aguilar.

 

Marden de León, Arturo Gonzalez Mata, Jaime Köng Alvarez y Edgar Serpas.

 

Carlos Vigil, Jaime Köng y Alex Funes.

 

Jaime Köng Alvarez, don Pedro Chavarría (Padre de Fernando “el gigante” Chavarría) y Vladimir Aguilar.

 

Los amigos Vladimir “El Apache” Aguilar, Marco “Estrellita” Rivera, Ernesto “El Colocho” Rodriguez y Jaime “El terriblito” Köng comparten una cena para recordar viejas anegdotas.